UNIDAD DE FONOAUDIOLOGÍA

La unidad de Fonoaudiología está integrada por:

Patricia Vidal G.
Loreto Piña A.
Ignacio Wettling C.
Javier Hurtado O.

Esta evaluación se realiza mediante la aplicación de instrumentos estructurados y mediante la observación clínica de juego lo cual permite hacer una valoración de los distintos niveles del lenguaje (fonológico, semántico, morfosintáctico y pragmático) y comunicación. Se evalúa además el desarrollo de habla en aspectos tales como articulación y fluidez.

Se realiza acorde a las necesidades, abarcando los diversos procesos motores del habla por lo que se atiende un amplio espectro de patologías como Dislalias, Tartamudez, Farfulleo, Dispraxia verbal y Disartria.

Se realiza un plan de intervención acorde a la necesidad de cada niño considerando los niveles del lenguaje que se encuentren alterados o descendidos. Se aborda un amplio espectro de patologías que incluye Trastornos del Espectro Autista, Trastornos Específicos del Lenguaje, Déficit Intelectual y Retrasos del Lenguaje y otros. El trabajo es en un contexto lúdico facilitador del proceso de aprendizaje y con un enfoque funcional donde se establecen objetivos generales y específicos en concordancia con su entorno social y escolar.

La técnica ABA Verbal Behavior se basa en la reducción de comportamientos inadecuados, en el aumento de la comunicación, de aprendizajes y de comportamientos sociales, esta técnica se utiliza principalmente en Retrasos y Trastornos Generalizados del Desarrollo, obteniendo registro de cada programa trabajado, lo que entrega avances cuantitativos de cada uno de los objetivos a tratar.

Habla, Lenguaje y Comunicación en adultos: El fonoaudiólogo es el profesional idóneo para rehabilitar habla y lenguaje en una persona que haya perdido estas habilidades previamente aprendidas. Los diagnósticos más comunes con los que se trabaja son con secuelados de ACV, secuelados de TEC y patologías neurodegenerativas.

Se realiza intervención en personas que padecen patologías neurodegenerativas (demencias, enfermedad de Alzheimer, enfermedad de Parkinson, etc.) o también en personas que han perdido estas funciones de manera momentánea (secuelas de TEC), y que éstas afecten los procesos cognitivos tales como memoria, atención, percepción y funciones ejecutivas.

Se trabaja con personas que padecen de disfagia, se realiza rehabilitación en las diferentes etapas alteradas de este proceso.